Usted está en: Fotoblog
DIC 28

MEGA CAMIONES EN NUESTRAS CARRETERAS...


Los camiones de 60 toneladas y 25,25 metros de longitud, conocidos como MegaTrucks, tienen grandes visos de abrirse paso en nuestro país no ya como transportes especiales, sino como una alternativa más capaz a los habituales trailers articulados. Un cambio en la normativa comunitaria habilitará su circulación.

El formato MegaTruck o «mega camión» de 60 toneladas y 25,25 metros de longitud, similar a los conocidos como trenes de carretera de países como Estados Unidos y Australia, además de buena parte de Escandinavia, puede salir a cuenta por su favorable relación entre consumo y carga. Su circulación podría quedar finalmente autorizada a partir de una reforma en la normativa comunitaria actualmente en proceso. Ya ensayado en algunos países de la Unión Europea, en España ha vivido diversas controversias: hace algún tiempo se probó en carretera abierta, pero como transporte especial, y también se han llevado a cabo pruebas con vehículos de 60 toneladas en las pistas del INTA (Instituto Nacional de Tecnología Aeroespacial) que han corroborado su eficiencia, reducción de costes por tonelada transportada y virtudes medioambientales. Aquellos que los rechazan los tachan de poco maniobrables (y, por tanto, de más peligrosos) y de excesivamente pesados para las actuales infraestructuras. También señalan que dificultan la circulación. Transportistas y cargadores interesados en esta apuesta articulada avalan, sin embargo, la eficacia de la fórmula a partir de estudios como los efectuados por las fundaciones Francisco Corell y Cetmo. En la misma línea, empresas del sector del transporte por carretera como Acotral, Astic o Aecoc llevan tiempo apoyando «los Fundaciones como Francisco Corell y Cetmo avalan los MegaTrucks. beneficios que este tipo de vehículos presentan en términos de eficiencia, productividad y sostenibilidad». El sector del transporte considera un ejemplo a seguir Holanda, donde vehículos modulares similares se ensayan desde 2001 con hasta 200 empresas involucradas. Se estima que aquel país contará con más de 5.000 MegaTruck dentro de poco, dada la favorable acogida social y el positivo resultado económico de la experiencia. Allí forman parte de una red viaria en la que participan combinaciones de puertos, centros logísticos y puntos de distribución. Sus ensayos cifran en un 20% el ahorro medio de costes, valorando costes de carburante y personal. Curiosamente, también en Holanda su puesta en marcha sufrió una fuerte oposición al ser considerados inseguros, en línea con la opinión de operadoras logísticas de ferrocarril como la británica Freight on Rail, que argumenta que la liberalización de los MegaTrucks derivará en mayor accidentabilidad, en problemas de tráfico, en mayor contaminación (por su consumo superior) y en un desgaste de las carreteras más rápido. Pero el desarrollo de la experiencia zanjó la polémica al registrar valores habituales en transportes pesados, sin que metros y toneladas extra sobre ruedas implicasen diferencias. Cruce de fronteras El gobierno holandés, como el alemán, está interesado en la circulación de los MegaTrucks por toda la Unión Europea, alegando un informe que cifra en 29.000 millones de euros los beneficios económicos que permitirá su generalización. Y es que, a día de hoy, para que estos transportes crucen fronteras se requiere el acuerdo de los países limítrofes, o bien la posesión de un permiso de acceso a puerto marítimo que vise su travesía. Precisamente, los operadores logísticos, conscientes del impulso que la Administración va a dar al transporte ferroviario (nuevos corredores...), buscan ofrecer fórmulas alternativas que resulten tan atractivas y competitivas a ojos del sector. Por lo pronto, el Ministerio de Fomento y el Comité Nacional del Transporte (CNTC) parecen otorgarles ahora todos los parabienes, invirtiendo la opinión sobre la viabilidad de unos «trenes de carretera» hasta no hace tanto desechados. Por comparación, un tráiler articulado típico mide entre 16,50 y 18,75 metros de longitud, con pesos máximos de hasta 40 toneladas, según el número de ejes. En este sentido, ha perdido fuerza la opción de camiones similares de hasta 44 toneladas probados desde hace meses en Cataluña y por los que algunos apostaban con firmeza.

Peligrosos. En la actualidad, uno de cada cinco accidentes con víctimas mortales lleva implicado un camión. Es evidente que estás cifras serán todavía peores con camiones más pesados y largos. Además, supondrán un obstaculo al tráfico habitual por su longitud. De la misma manera harán que los adelantamientos sean más difíciles y que lás bifurcaciones o cruces sean puntos más congestionados de por sí. Resumiendo, aumentarán los riesgos de accidente para todos los usuarios de la carretera.

Autor: AGF

Fuente de la noticia